Cómo navegar de forma segura por internet

La mayoría utilizamos Internet a diario, ya sea desde nuestro ordenador de sobremesa, el portátil o el móvil, y en más de una ocasión hemos sufrido la desagradable sensación de haber sido infectados por virus o, lo que es peor, haber sido víctima de malévolos hackers. En este artículo te contamos cómo evitar los mayores peligros.

Redes Wi-Fi públicas

Las redes Wi-Fi de establecimientos públicos son un coladero de información para hackers, que podrían rastrear la información que envíes o recibas a través de ellas, así que es mejor no utilizar este tipo de redes para cosas serias. Tu nombre de usuario y contraseña o tus datos bancarios corren peligro en estos ambientes.

Descargas

La tentación de la piratería siempre está ahí. ¿Por qué vas a comprar un software que cuesta 500 € cuando seguro que encuentras una copia pirata en algún lugar de la Red?  Sin embargo, el riesgo asociado a este tipo de actos es muy elevado, ya que una copia pirata podría contener malware y convertir las futuras sesiones desde tu dispositivo en una pesadilla.

Incluso los productos gratuitos pueden contener una amenaza, por lo que es recomendable efectuar la descarga siempre desde sitios oficiales y de confianza. La barra de direcciones del navegador puede avisarte de que determinados sitios no son seguros. Hazle caso.

HTTPS

Cuando transmitas datos importantes, como tus datos bancarios, asegúrate de que en la barra del navegador aparezcan las siglas HTTPS, en lugar el corriente HTTP. Se trata de un protocolo de transferencia de datos de mayor seguridad que oculta tus datos y contraseñas a posibles interceptores.

Pagos por Internet

El comercio online es cada día más habitual, ya que resulta muy cómodo. También aquí es fundamental observar todo tipo de precauciones. Utiliza una cuenta PayPal  o una tarjeta de prepago a la hora de abonar tus compras. Es mucho más seguro. Imagina que algún hacker avispado intercepta los datos de tu cuenta corriente.

Sesiones desde otro ordenador

Si por cualquier motivo te conectas a la Red desde un dispositivo que no es el tuyo, como por ejemplo desde un locutorio, hazlo siempre en modo privado o incógnito. Este modo lo puedes seleccionar en las preferencias de configuración del navegador. De esta forma no dejarás rastro y tus contraseñas quedarán a salvo. Por supuesto, asegúrate de salir de cualquier aplicación que hayas iniciado, como tu cuenta de correo o Pinterest.

Antivirus

Sin duda, la mejor forma de mantener tu dispositivo a salvo es instalando un buen antivirus. Los hay que realizan su trabajo de forma muy discreta y suave, como por ejemplo Avast, de manera que no interferirá con el rendimiento de tu equipo y no tendrás que soportar interrupciones o retardos de proceso.

Contraseñas

Otra buena medida de seguridad consiste en observar ciertas precauciones con tus contraseñas. Lo normal es que tengas cuenta en montones de sitios que visitas regularmente: una o dos cuentas de correo electrónico, varias redes sociales (Facebook, Pinterest, Twitter, etc), una cuenta de YouTube, Dropbox, WordPress, PayPal… La lista es interminable, por lo que es muy probable que decidas utilizar la misma contraseña para todos ellos.

Gran error. Si algún pirata informático consigue tu contraseña tendrá la llave de todas tus cuentas, así que te recomendamos que establezcas contraseñas diferentes, sobre todo en los lugares más sensibles, como tu banco o tu cuenta de PayPal. Te llevará más trabajo, pero la seguridad es lo primero.

Si has sido víctima de los ciber-delincuentes esperamos que estos consejos te ayuden a ser más cauto en el futuro y a proteger mejor tu información delicada. No olvides que tienes un descuento importante en productos Avast que hemos preparado para ti. Si pones todo tipo de trabas y proteges tu dispositivo con un buen antivirus, los hackers se irán en busca de víctimas más fáciles.